Nuestra causa

Estado de Washington

Aprendizaje infantil temprano

Atrás

Imprimir

El aprendizaje infantil temprano contribuye a promover un sistema educativo más sólido y una futura población activa más competitiva. 

Nuestro objetivo:

para el 2020, aumentar en un 75 % la preparación para la escuela de los niños provenientes de familias de bajos ingresos en el estado de Washington.

Elreto

A grandes rasgos

Según demuestra la investigación en este ámbito, un aprendizaje infantil temprano de calidad puede tener un gran impacto, especialmente en los niños desfavorecidos, ya que disminuye la brecha de rendimiento escolar que comienza antes del jardín de infantes.

El aprendizaje infantil temprano es una inversión nimia, pero que lleva a un sistema educativo más sólido y a una futura población activa más competitiva.

El Departamento de Aprendizaje Temprano del estado de Washington (Washington State Department of Early Learning), la Oficina del Superintendente de Enseñanza Pública (Office of Superintendent of Public Instruction) y la organización Thrive by Five Washington encabezan muchas de las iniciativas en materia de aprendizaje infantil temprano en este estado.

El aprendizaje infantil temprano es una de las prioridades clave de la Fundación Gates en el estado de Washington.

Según demuestra la investigación en este ámbito, el aprendizaje infantil temprano sienta las bases de una mano de obra calificada, una comunidad responsable y una economía próspera. Aun así, de los 80 000 niños que empiezan el jardín de infantes al año en Washington, cerca del 30 % carece de competencias lingüísticas y comportamentales básicas para lograr un buen desempeño escolar.

Por desgracia, cuando un niño empieza su trayectoria escolar atrasado, con frecuencia sigue quedándose atrás, y los niños provenientes de familias de bajos ingresos son los más propensos a batallar en el transcurso de estos primeros años. Cuando empiezan el tercer año de primaria, generalmente a los 8 años, el 40 % de los niños provenientes de familias de bajos ingresos ya empiezan a leer peor que la media, en comparación con el 27 % de los estudiantes del mismo nivel, pero que no pertenecen a este grupo.

Hoy en día, el estado de Washington invierte 500 millones al año en brindar servicios de atención preescolar e infantil, así como en servicios de intervención temprana para el periodo comprendido entre el nacimiento y los cinco años. Estos programas constituyen una amalgama de servicios independientes con objetivos distintos, así como criterios de admisión y fuentes de financiamiento diferentes. Este panorama fragmentado siembra confusión entre las familias de este estado y dificulta los esfuerzos de colaboración para aumentar la calidad de estos servicios.

Oportunidades

Los primeros cinco años de la vida de un niño transcurren muy rápido, aunque también pueden parecer interminables. Durante este periodo, el cerebro de los niños se desarrolla más rápido que en cualquier otro momento de la vida. Mucho antes de entrar en el jardín de infantes, los niños empiezan a desarrollar las competencias que requieren para lograr éxito en la escuela y en la vida en general. Según demuestra la investigación sobre el tema, un aprendizaje infantil temprano de calidad puede tener un gran impacto, especialmente en los niños desfavorecidos, ya que disminuye la brecha de rendimiento escolar que comienza antes del jardín de infantes.

El aprendizaje infantil temprano es una inversión nimia, pero que lleva a un sistema educativo más sólido y a una futura población activa más competitiva, de ahí que representantes políticos, líderes empresariales, así como asociados filantrópicos hayan aunado sus esfuerzos en los últimos diez años para mejorar la calidad el aprendizaje temprano en el estado de Washington.

El Departamento de Aprendizaje Temprano del estado de Washington, junto con la Oficina del Superintendente de Enseñanza Pública y la organización Thrive by Five Washington brindan recursos y ayuda a las familias, los centros de atención infantil y a la comunidad para garantizar que todo niño en el estado de Washington tenga acceso a servicios de aprendizaje temprano de calidad y seguros. En el año 2011, el estado de Washington compitió y obtuvo una subvención federal en materia de aprendizaje temprano en el marco del programa Race to the Top (Carrera hacia la cima) para redoblar los esfuerzos en materia de calidad de los programas de aprendizaje temprano.

Se requiere mucho más que financiamiento para garantizar que los niños del estado de Washington empiecen el jardín de infantes listos para iniciar su proceso de aprendizaje.

Nuestra estrategia

La educación es la mejor arma para romper el ciclo de la pobreza. En el estado de Washington, nos esforzamos por fomentar un desempeño escolar exitoso de todos los estudiantes por medio de un enfoque integral, que empieza en el momento del nacimiento y culmina en un título universitario o un certificado. A esta iniciativa la denominamos Itinerarios educativos, ya que nos proponemos ayudar a todos los niños en su camino hacia el éxito. Nos centramos principalmente en ampliar las oportunidades de los niños provenientes de familias de bajos ingresos, así como de orígenes raciales y culturales diversos.

El aprendizaje temprano es una de las mejores inversiones que podemos hacer. Desde el año 2005, hemos colaborado con asociados del sector público, privado y de la comunidad para garantizar oportunidades de aprendizaje temprano que ayuden a los niños a entrar en la escuela listos para aprender y tener éxito. Todo esto incluye servicios de visitas a domicilio para apoyar a los padres en su tarea de docentes principales de sus hijos, así como iniciativas para mejorar los contextos de aprendizaje temprano aumentando la calidad de los entornos de aprendizaje y las interacciones entre los niños y los adultos que cuidan de ellos.

En todas estas actividades, nos esforzamos por fomentar estándares de calidad y brindarles a los padres, a los centros que ofrecen servicios de aprendizaje temprano, así como a los maestros más información sobre cómo preparar bien a los niños para la escuela. Apoyamos una iniciativa de colaboración llevada a cabo por el Departamento de Aprendizaje Temprano, la organización Thrive by Five Washington y la Oficina del Superintendente de Enseñanza Pública, cuyo objetivo es diseñar un enfoque coordinado a nivel del estado de Washington en materia de aprendizaje temprano.

Ámbitos de actuación

Para crear un sistema coordinado de aprendizaje temprano, el Departamento de Aprendizaje Temprano, la organización Thrive by Five Washington y la Oficina del Superintendente de Enseñanza Pública (además de la aportación de miles de residentes del estado de Washington y de defensores de la primera infancia) idearon el Plan de Aprendizaje Temprano del estado de Washington. Dicho plan sirve de guía para garantizar que todos los niños disponen de lo que necesitan para lograr éxito en la escuela y en la vida.

Apoyamos varias iniciativas clave para crear un sistema coordinado de aprendizaje temprano que evalúe y mejore la calidad de los servicios dirigidos a los niños.

WaKids

WaKIDS (Washington Kindergarten Inventory of Developing Skills) es un inventario de competencias en desarrollo que reúne a familias, maestros, así como centros de aprendizaje temprano para apoyar el aprendizaje de todos los niños. Este inventario brinda una panorámica general del nivel de desarrollo de competencias con que los niños entran en el jardín de infantes en el estado de Washington, lo que proporciona información para poder tomar decisiones en dicho estado sobre políticas en materia de educación, así como sobre inversiones. Este tipo de información ayuda asimismo a los maestros a adaptar sus programas a las necesidades específicas de cada niño.

Una mujer y su hija de cuatro años leen libros juntas en su apartamento de Tacoma (Washington).

WaKIDS consiste en tres elementos:

  • Family Connection integra a las familias al sistema de enseñanza primaria y secundaria del estado de Washington y las considera una especie de colaboradores en la educación de los niños. Durante las reuniones con las familias, los padres y los tutores comparten información sobre sus hijos y empiezan a conocer mejor al maestro
  • «Whole-Child» Assessment es un programa de evaluación integral de los niños que dota a los maestros del jardín de infantes de información sobre el desarrollo social, emocional, psíquico y cognitivo, así como lingüístico de los niños en el aula para que puedan adaptar sus programas a las necesidades específicas de cada niño.
  • Early Learning Collaboration coordina las prácticas de los especialistas en aprendizaje temprano con los maestros del jardín de infantes para garantizar una transición fluida para los niños.

Los resultados preliminares mostraron que más de la tercera parte de los niños que participan en WaKIDS empezaron el jardín de infantes con un nivel de competencias inferior al esperado. Los niños provenientes de familias de bajos ingresos presentaban un retraso mayor. En cuanto a los niveles de desarrollo cognitivo, los niños que podían optar por almuerzos gratuitos o de bajo costo obtuvieron 25 puntos menos que sus compañeros de clase. La información que proporciona WaKIDS puede ayudar a los maestros del jardín de infantes a comenzar el año escolar con la información necesaria para satisfacer las necesidades de los niños.

El funcionamiento de WaKIDS depende de financiamiento federal, estatal y privado, y se está aplicando a todas las aulas de los jardines de infantes a tiempo completo financiados por el estado de Washington, con vistas a ampliarse a todos los jardines de infantes a tiempo completo del estado (estén financiados o no por este último). El Departamento de Aprendizaje Temprano y la Oficina del Superintendente de Enseñanza Pública colaboran en la supervisión de WaKIDS.

Triunfadores precoces

Apoyamos iniciativas de colaboración entre el Departamento de Aprendizaje Temprano, la Universidad de Washington y el programa Child Care Aware para poner en marcha en todo el estado un programa de aprendizaje temprano que fue activado por la subvención federal Race to the Top. Dicho programa, conocido como Triunfadores tempranos (que consistía en un sistema de calificación de la calidad y las mejoras del estado de Washington), es un programa de voluntarios cuyo objetivo es prestar apoyo a los cuidadores de niños certificados para que ofrezcan cuidados de calidad.

WaKIDS es un inventario que brinda una panorámica general del nivel de desarrollo de competencias con que los niños entran en el jardín de infantes.

Los centros de cuidados infantiles están aprobados por el estado para garantizar un entorno seguro para los niños. Sin embargo, un programa de calidad no se limita exclusivamente a instalaciones seguras: requiere una buena capacitación de los maestros, interacciones de calidad entre los niños y sus cuidadores, así como oportunidades para que los padres puedan participar en este proceso.

Triunfadores precoces pone en contacto a las familias con los programas de cuidado infantil y de aprendizaje temprano por medio de un sistema de calificación muy sencillo. Dicho programa también ofrece orientación y recursos para los cuidadores de niños con vistas a apoyar el proceso de aprendizaje y el desarrollo de cada niño. Según las investigaciones realizadas, este tipo de apoyo ayuda a los cuidadores a mejorar la calidad de sus programas. Cuantos más niños estén listos para emprender su trayectoria escolar, más nos beneficiaremos todos. Para más información sobre Triunfadores Precoces, visite www.del.wa.gov/care/qris/families.

Del jardín de infantes al tercer año de primaria

También otorgamos subvenciones a los distritos escolares para apoyar colaboraciones con distintos programas de aprendizaje temprano con vistas a mejorar la docencia, la transición a la escuela y ayudar a los estudiantes para garantizar que estén listos para el jardín de infantes y que, para el tercer año de primaria, ya presenten un buen desempeño escolar.

Un maestro pone en fila a sus alumnos de segundo año de primaria para ir al almuerzo.

En el estado de Washington, y en el país en general, hay una clara tendencia a creer en esta responsabilidad compartida con respecto al aprendizaje temprano, conocido generalmente como P-3 (la p viene de preescolar y el 3, de tercer grado, que corresponde al tercer año de primaria). Las iniciativas en este campo persiguen integrar el aprendizaje de los primeros ocho años de vida del niño, un periodo de desarrollo especial en el que el niño experimenta su mayor crecimiento cognitivo, social y emocional.

En los distritos escolares –de Edmonds a Yakima, de Everett a Anacortes, y de Seattle a Union Gap–, los maestros de los niños de 3 y 4 años colaboran con los maestros del jardín de infantes, así como los de los tres primeros años de la escuela primaria para entender cómo el aprendizaje va progresando año tras año en el ámbito del desarrollo de las capacidades lingüísticas y matemáticas. Distritos tales como Auburn, Bremerton, Nooksack Valley, Bellingham y muchos otros están aplicando una cultura de interdependencia que fomenta visitas a otras aulas, recursos compartidos, intercambio de datos y colaboración activa de directores de escuelas y superintendentes.

Partir del progreso

Nos comprometemos a colaborar con un amplio elenco de asociados para hacer que los niños estén preparados para la escuela y ayudar a estos últimos, así como a sus familias a prosperar.

Viste nuestro blog