Nuestra causa

Éxito postsecundario

Estrategia

Imprimir

Un laboratorio de física en Central Piedmont Community College en Charlotte (Carolina del Norte), que cuenta con 300 programas de estudios que ofrecen títulos y certificados.

NUESTRA Obejtiva:

garantizar que todos los adultos jóvenes de bajos ingresos tengan acceso a una educación postsecundaria asequible, adaptada a sus necesidades personales y a sus metas educativas, y que, además, les permita completar sus estudios dentro del plazo establecido y obtener un título o un certificado que se valore en el mercado laboral.

El reto

A grandes rasgos

Gracias a la educación universitaria se puede llegar a formar parte de la clase media de los EE. UU., ya que quienes obtienen un título superior acaban percibiendo ingresos considerablemente más altos que quienes no lo obtienen. Los estudiantes de bajos ingresos tienen un 28 % menos de posibilidades de terminar sus estudios universitarios que quienes tienen ingresos más elevados, y la brecha en materia de educación se está ensanchando.

La baja tasa de finalización de la enseñanza universitaria en los EE. UU. perjudica a la economía nacional. Solo la mitad de los alumnos inscritos en programas de cuatro años de duración obtienen su título en el transcurso de seis años, y apenas el 20 % de los alumnos que cursan un programa de dos años reciben su título en tres años.

La economía de los EE. UU. necesitará unos 22 millones de nuevos graduados universitarios para el 2018, pero le faltarán por lo menos 3 millones.

La Fundación colabora con docentes, investigadores, tecnólogos, otras fundaciones, formuladores de políticas y otros asociados con el objetivo de ayudar a los centros de educación terciaria y a las universidades públicas a guiar de forma asequible y eficaz a un mayor número de estudiantes de bajos ingresos hacia la finalización de sus estudios.

Nuestra estrategia de éxito postsecundario, actualizada en el 2012, es dirigida por su director Daniel Greenstein y es parte de la División de los Estados Unidos de de la Fundación.

La educación pública de nivel superior en los Estados Unidos se encuentra en un momento decisivo. Con costos educativos en alza e instituciones de educación superior que están sufriendo cada vez más presiones financieras, la brecha educativa se está ensanchando y los sistemas de ayudas financieras públicas dirigidas a estudiantes universitarios están llegando a su límite. Y todo esto está sucediendo justo cuando nuestra economía necesita más trabajadores con estudios superiores que nunca.

Si no se le pone fin a esta realidad, la economía de los EE. UU. no contará con los trabajadores calificados que necesita para seguir siendo competitiva. Además, es muy probable que aumente la disparidad educacional entre las familias de bajos ingresos y el resto de la población. La educación superior siempre ha desempeñado una función catalizadora en materia de movilidad social y crecimiento económico. Por ello, esta realidad tiene profundas repercusiones sociopolíticas en nuestra nación, y sobre todo en la población de bajos ingresos. Estas implicaciones son inaceptables y, además, pueden evitarse.

Oportunidades

La investigación y la experimentación práctica en institutos terciarios y universidades de distintos lugares del país están revelando soluciones prometedoras que les permitirían aumentar la tasa de graduación mientras mantienen o reducen sus costos y les garantizan a sus estudiantes una experiencia educativa de alto nivel adaptada a sus necesidades, capacidades académicas y metas profesionales o laborales.

Entre estas soluciones se encuentran recursos complejos que emplean innovaciones tecnológicas para la enseñanza y el asesoramiento de los estudiantes, así como sistemas integrados que recaban y analizan datos para ayudar a las instituciones a aumentar su eficacia y mejorar el rendimiento de sus alumnos. La estrecha alineación entre los requisitos de graduación de la escuela secundaria y los estándares de ingreso a la universidad también cobra vital importancia.

Nuestra estrategia

Una clase de ingeniería en el LaGuardia Community College en Queens (Nueva York).

La Fundación Bill y Melinda Gates se compromete a garantizar que todos los estudiantes reciban una educación de alto nivel. Para alcanzar esta meta, ejecutamos dos programas en forma concertada. El primero, el programa de educación para el acceso a la universidad, tiene por objeto garantizar que todos los estudiantes se gradúen del nivel secundario con la capacitación necesaria para encarar sus estudios de educación superior y tener éxito en su carrera profesional. El segundo, el programa de éxito postsecundario, procura aumentar significativamente el número de jóvenes que obtienen un título o certificado de educación superior que se valore en el mercado laboral. Los ámbitos de confluencia incluyen enfoques prácticos y estrategias en materia de políticas para que los estándares de la educación primaria y secundaria —incluidas las normas estatales de tronco común (Common Core State Standards)— estén alineados en mayor medida con los estándares de los cursos de nivel superior.

Nuestra estrategia de éxito postsecundario aspira a aumentar la tasa de egreso universitario de los estudiantes de bajos ingresos. Para lograrlo, nos valemos de innovaciones que aumenten la productividad y la eficacia de los institutos de educación terciaria y las universidades estadounidenses, y que también garanticen que todos los estudiantes tengan acceso a una educación de alto nivel bien personalizada.

Ámbitos de actuación

Nuestras inversiones tienen por objetivo agilizar iniciativas en curso en materia de educación superior, así como promover el talento, inventiva y energía que se han invertido en aumentar la tasa de finalización de estudios y reducir los costos mientras se eleva la calidad del sistema de enseñanza postsecundaria de los Estados Unidos.

Nos centramos principalmente en desempeñar una función catalizadora: prestamos nuestro apoyo a la introducción de soluciones que no serían concebidas por instituciones que trabajan solas y que tienen la capacidad de impulsar un cambio a mayor escala. En cada caso particular, colaboramos con nuestros asociados para tomar como punto de partida los mejores parámetros en materia de conocimiento de expertos, investigación disponible y experiencias análogas en sectores relacionados. Por otra parte, sometemos estas soluciones a rigurosas evaluaciones en entornos reales y le asignamos tanta importancia a la eficacia de su puesta en práctica como a los resultados obtenidos por los estudiantes.

Entre nuestros asociados se cuentan universidades e institutos de educación terciaria muy innovadores que han emprendido audaces reformas sistemáticas. Estas iniciativas nos permiten entender cómo se pueden integrar eficazmente nuevas herramientas y enfoques en el ámbito institucional. Asimismo, nos ayudan a comprender la relación entre las prácticas institucionales, por un lado, y las normas y las reglamentaciones del ámbito estatal y el ámbito nacional, por el otro. Algunos de nuestros colaboradores son entidades completamente nuevas que fueron establecidas en los últimos años y están experimentando con nuevos paradigmas revolucionarios en materia de educación superior.

Con nuestras inversiones abordamos una serie de factores clave que son cruciales para que los estudiantes tengan éxito y las instituciones produzcan los resultados esperados en el nivel postsecundario.

Preparación para la educación superior

Prestamos nuestro apoyo a iniciativas encaminadas a mejorar tanto la evaluación como la colocación de los alumnos y a reestructurar los programas de refuerzo o educación compensatoria a fin de responder mejor a las necesidades de los estudiantes que ingresan a la universidad sin la preparación académica necesaria.

Enseñanza personalizada

El Foothill College en Silicon Valley (California) ofrece un innovador programa de matemáticas en el que los alumnos que necesitan refuerzo o instrucción compensatoria aprenden a su propio ritmo.

Apoyamos el desarrollo y la utilización de tecnologías que mejoran la enseñanza y el aprendizaje, tales como cursos en línea que pueden integrarse a programas de estudios universitarios o pueden ser aprovechados por alumnos que estudian por su cuenta por Internet. Entre estas herramientas se cuentan los cursos en línea masivos y abiertos (MOOC, por sus siglas en inglés) y los cursos que se adaptan de forma automática a las necesidades y la forma de aprender de cada estudiante.

Medición de resultados

Brindamos apoyo al desarrollo y la utilización de indicadores de resultados clave y herramientas de ayuda a la toma de decisiones que les permiten a las instituciones reconocer problemas, establecer metas y prioridades, asignar recursos, medir el progreso y efectuar modificaciones basándose en datos comprobados en ámbitos clave, como el éxito estudiantil y los costos. Estos medios también pueden posibilitar comparaciones institucionales y la evaluación de los puntos fuertes y los puntos débiles de determinadas tecnologías, soluciones, modelos de gestión y enfoques para brindar apoyo a la instrucción y el apoyo de los estudiantes.

Investigación y defensa de la causa

Somos conscientes de que, para lograr un cambio fundamental en el ámbito institucional, necesitaremos tiempo y un esfuerzo sostenido. Prestamos nuestro apoyo a la investigación de los obstáculos que impiden la finalización de los estudios y de las formas para abordarlos. Además, promovemos iniciativas para evaluar los costos y beneficios relativos de diversas soluciones. También nos esforzamos por entender las formas en las que las políticas y las reglamentaciones públicas repercuten en la eficacia institucional y los resultados producidos por los estudiantes. Tenemos como prioridades clave la exploración de nuevos planteamientos con respecto a las ayudas financieras y la mejora cualitativa y cuantitativa de la información recabada en materia de desempeño de instituciones universitarias y estudiantes.

Todas estas iniciativas nos ayudarán a hacer realidad nuestra meta de un sistema postsecundario que promueva la movilidad social y el crecimiento económico a la vez que impulse la competitividad de la nación en la economía mundial.

Viste nuestro blog

Conectar