Nuestra causa

Educación para el acceso a la universidad

Estrategia

Imprimir

Buscamos garantizar que todos los estudiantes de los EE. UU. se gradúen del nivel secundario con la capacitación necesaria para encarar sus estudios de educación superior.

NUESTRA META:

Apoyar enfoques innovadores capaces de mejorar las escuelas públicas estadounidenses desde el jardín de infancia hasta el grado 12 y garantizar que los estudiantes terminen sus estudios preuniversitarios listos para el éxito en la siguiente etapa.

El reto

A grandes rasgos

Solo el 25 % de los estudiantes completan sus estudios preuniversitarios con la preparación necesaria para obtener un título universitario, una de las claves para alcanzar prosperidad económica en este país.

La mayoría de los maestros que trabajan en escuelas públicas desde el jardín de infancia hasta el grado 12 no tienen acceso a materiales educativos de buena calidad, no reciben comentarios personalizados sobre su labor y no cuentan con el apoyo que necesitan para hacer su trabajo de la mejor manera posible y mejorar continuamente.

Junto con nuestros asociados, nos esforzamos por garantizar que todos los estudiantes estén listos para la labor universitaria después de completar sus estudios de enseñanza secundaria.

Nuestra estrategia de educación para el acceso a la universidad es liderada por la directora Vicki Phillips, y forma parte del programa de los Estados Unidos.

Durante generaciones, la educación ha sido el trampolín hacia un futuro mejor en los Estados Unidos. Sin embargo, hoy día otros países nos están alcanzando e incluso superando en materia de educación. Los tiempos han cambiado y nuestro sistema educativo debe cambiar también.

Vivimos en un mundo interconectado y saturado de información. Para prosperar, nuestros estudiantes deben aprender dentro y fuera del ámbito educativo, en persona y en línea, en forma individual y conjunta.Los estudiantes necesitan tener experiencias educativas cercanas, que cautiven verdaderamente su atención, que les permitan avanzar a su propio ritmo y según sus necesidades, y que les ayuden a perfeccionar las capacidades que necesitarán para desempeñarse, tanto hoy como mañana.

Los maestros necesitan recibir comentarios sobre su labor y acceder a oportunidades de desarrollo profesional que les permitan ayudar a sus alumnos a alcanzar el éxito en lugar de a soluciones genéricas y universales que de poco o nada sirven para fines de formación profesional.

Es mucho lo que está en juego. Privar de oportunidades a un gran número de jóvenes se traduce en una pobre perspectiva de vida para ellos y en una peor calidad de vida para toda la comunidad. 

Oportunidades

Los docentes, el personal directivo escolar y las entidades sin fines de lucro de todo el país pueden transformar la educación pública estadounidense centrándose en la meta común de mejorar la educación a través de la innovación, así como compartiendo y basándose en recursos, estrategias y normas que resulten eficaces. 

Nuestra estrategia

La Fundación Bill y Melinda Gates se esfuerza por que todos los estudiantes de los Estados Unidos tengan la oportunidad de recibir una educación sobresaliente. Tenemos dos programas que funcionan de forma conjunta para alcanzar esta meta. Nuestro programa de educación para el acceso a la universidad aspira a garantizar que los estudios de segunda enseñanza preparen a todos los alumnos para el éxito universitario. Nuestro programa de éxito postsecundario busca aumentar significativamente el número de jóvenes que obtienen un título o certificado de educación superior que se valore en el mercado laboral. Los ámbitos de confluencia incluyen enfoques prácticos y estrategias en materia de políticas para que las normas relativas al jardín de infantes hasta el grado 12 coincidan en mayor medida con las expectativas de los cursos de nivel superior.

La escuela Carmalt para alumnos de jardín de infancia al grado 8 en Pittsburgh (Pensilvania), que ofrece programas especializados en materia de ciencia y tecnología, da máxima importancia a las normas estatales de aprendizaje en su plan de estudios.

Invertimos en programas con una meta común: fortalecer el vínculo entre el docente y el alumno. Para ello, colaboramos con los educadores, los responsables de formular políticas, los padres y las comunidades para ampliar y agilizar programas exitosos e identificar soluciones innovadoras que puedan ayudar a aprovechar el potencial de los estudiantes.

Gracias a las iniciativas de muchos de nuestros asociados, los distritos escolares en todo el país ahora cuentan con normas y expectativas claras tanto para los maestros como para los alumnos. Prestamos apoyo al desarrollo de métodos justos y confiables para la evaluación de los maestros y para la medición del avance estudiantil, entre los que se cuentan métodos que comprenden los comentarios personalizados sobre la labor de cada maestro con vistas a que les ayuden a adaptar mejor sus técnicas de enseñanza a las necesidades individuales de los estudiantes.

Ámbitos de actuación

En cada uno de nuestros ámbitos de actuación, compartimos nuestras investigaciones, ideas y herramientas con estados, distritos escolares y otros asociados con el fin de ayudarles a mejorar el nivel de enseñanza y aprendizaje. Además, promovemos la colaboración a fin de ampliar los programas que dan resultado, así como poner a disposición de los interesados las ideas y los conocimientos valiosos de ciertos estados, distritos escolares y organizaciones que administran escuelas chárter.

Enseñanza

La labor docente es esencial para el aprendizaje del alumno. Los maestros desean ayudar a que sus alumnos alcancen el éxito, pero con frecuencia no reciben comentarios sobre su labor o el apoyo que necesitan. Evaluaciones justas y exhaustivas que se centren en las fortalezas y en los aspectos susceptibles de mejora facultan a los docentes para continuar capacitándose y creciendo en lo profesional. Miles de maestros y decenas de investigadores colaboraron en el proyecto de medidas para una enseñanza eficaz, un estudio de investigación que permitió comprender mejor qué supone una enseñanza de excelencia y cómo hacer una valoración justa de la labor docente para ayudar a los profesionales de la enseñanza a dar lo mejor de sí.

En el marco del proyecto de medidas para una enseñanza eficaz se grabaron las clases de miles de docentes y luego estas fueron evaluadas por expertos y alumnos.

Los maestros merecen oportunidades de desarrollo profesional sobre las que puedan dar su opinión, que les brinden apoyo oportuno cuando lo necesiten, y que les permitan colaborar y compartir mejores prácticas. Trabajamos junto a distritos escolares de todo el país para crear soluciones de aprendizaje docente más personalizadas y flexibles, que además puedan adoptarse en forma rápida y generalizada. Asimismo, respaldamos iniciativas que ofrecen nuevas oportunidades de liderazgo a docentes consumados sin que estos tengan que abandonar el aula.

Aprendizaje

Más de 45 estados han adoptado las normas estatales de tronco común (Common Core State Standards) en materia de aprendizaje estudiantil. Estas normas ofrecen una hoja de ruta que explica con claridad qué supone la preparación para la educación superior y, de esta forma, los alumnos amplían sus conocimientos en cada etapa de su escolaridad. En estrecha colaboración con nuestros asociados, nos esforzamos por que estas normas formen parte de la estructura básica de las escuelas en todo el país. También respaldaremos las iniciativas en curso que tienen por objeto garantizar la comprensión y la implementación eficaz de dichas normas.

Los materiales pedagógicos basados en las normas estatales de tronco común pueden permitir que los alumnos comprendan mejor los conceptos y las habilidades clave y asuman un mayor compromiso con su propio aprendizaje. En un esfuerzo conjunto con nuestros asociados, trabajamos junto a docentes para diseñar materiales que ayuden a los estudiantes a resolver problemas en equipo y promuevan una enseñanza basada en la comprensión de conceptos y no, en la repetición y la memorización. Nadie conoce mejor al alumno que su maestro; por lo tanto, los docentes deben tener un papel destacado en el proceso de creación y perfeccionamiento de planes de estudios y materiales educativos que satisfagan las necesidades de los estudiantes.

Para garantizar que los graduados del nivel secundario puedan encarar sus estudios superiores con éxito, es necesario determinar con claridad los conocimientos que los alumnos deben adquirir e implementar mecanismos útiles y precisos para evaluar la comprensión de tales conocimientos. Nos centramos principalmente en ofrecer a alumnos y docentes comentarios más rápidos y claros sobre el proceso de aprendizaje. Gracias a datos más útiles y exactos combinados con información más precisa sobre lo que se espera de los alumnos, los maestros podrán reconocer las necesidades de los jóvenes de forma más oportuna y con mayor frecuencia. De esta manera, la transición hacia la universidad y la carrera profesional no tendrá sobresaltos. 

Innovación

Los estudiantes merecen un aprendizaje basado en sus necesidades que aproveche al máximo el tiempo con el docente. El 95 % de los alumnos de entre 12 y 17 años usa Internet con regularidad, tanto para acceder a las redes sociales como para crear sitios web o hacer aportaciones en estos. Centramos nuestra labor en aprovechar al máximo las herramientas y las tecnologías que han transformado cada aspecto de la vida para dar impulso y agilizar el proceso de aprendizaje de los estudiantes. No basta con hacer las cosas bien; hay que hacerlas de manera diferente.

Estamos invirtiendo en una nueva generación de programas informáticos didácticos que se adaptan de manera sofisticada a las necesidades de aprendizaje de los alumnos. Además, promovemos un aprendizaje basado en videojuegos que proporciona información valiosa sobre el progreso de los estudiantes y les propone nuevos desafíos con respecto a lo que necesitan saber a continuación exactamente.

Las herramientas de aprendizaje en línea pueden permitir que los alumnos avancen a su propio ritmo. (Fotografía © AZFOTO/Dominic Arizona Bonuccelli)

La combinación de la instrucción presencial y las herramientas digitales les permite a los alumnos aprender de forma independiente y a su propio ritmo, al tiempo que libera a los docentes para que proporcionen atención más individualizada y se aboquen a tareas más complejas. Determinar el avance al siguiente nivel de escolaridad según el dominio de un tema en lugar del número de horas en el aula permite que los alumnos tracen su propio recorrido hacia el logro académico y los faculta para tener éxito en cada etapa del proceso.

Viste nuestro blog

Conectar