Nuestra causa

Suministro de vacunas

Estrategia

Imprimir

Niños en la ceremonia de lanzamiento de una vacuna nueva contra la meningitis en Uagadugú (Burkina Faso). (Fotografía © PATH / Gabriel Bienczycki)

Nuestro objetivo:

erradicar enfermedades prevenibles mediante vacunación en el mundo entero.

El reto

A grandes rasgos

Las vacunas, unas de las inversiones más rentables del ámbito de la salud mundial, salvan alrededor de 2,5 millones de vidas al año. Sin embargo, cada 20 segundos, un niño muere de una enfermedad prevenible mediante vacunación como diarrea o neumonía.

Unos 200 países han aprobado una meta compartida —conocida como el Decenio de las Vacunas— con el propósito de hacer que todas las personas del mundo se beneficien de la vacunación para el año 2020.

La Fundación se esfuerza por garantizar el suministro de vacunas actuales que salvan vidas donde más se las necesita. También apoyamos el desarrollo de nuevas vacunas, así como novedosos enfoques y tecnologías en materia de suministro.

La Fundación ha destinado 2500 millones de dólares a la Alianza GAVI, una colaboración público-privada que ha desempeñado un papel decisivo en la ampliación del acceso a las vacunas existentes y la aceleración de la introducción de vacunas nuevas en los países en desarrollo.

Nuestra estrategia de suministro de vacunas, actualizada en el 2012, es dirigida por su director Orin Levine y es parte de la División de Desarrollo Mundial de la Fundación.

Año tras año, las vacunas salvan millones de vidas y son unas de las intervenciones en materia de salud más rentables que se hayan concebido. Gracias a la vacunación, se ha erradicado la viruela, se ha reducido en un 74 % la mortalidad infantil por el sarampión durante los últimos diez años y se ha alcanzado la erradicación casi total de la poliomielitis.  

A pesar de estos grandes avances, urge aún la necesidad de hacer llegar a todos los niños vacunas vitales. Uno de cada cinco niños en el mundo no recibe siquiera las vacunas más básicas. Como consecuencia, aproximadamente 1,5 millones de niños mueren cada año —uno cada 20 segundos— de enfermedades prevenibles mediante vacunación como diarrea y neumonía. Decenas de miles de otros niños padecen afecciones graves o enfermedades que causan discapacidad permanente. 

En los países más pobres, las vacunas suelen ser caras. Además, con frecuencia se debe hacer frente a desafíos como la escasez de suministros y la carencia de profesionales de la salud capacitados. Por otra parte, la poca fiabilidad de los sistemas de transporte y de las instalaciones para el almacenamiento de los suministros también dificulta la conservación de vacunas de alta calidad que necesitan refrigeración.

Nuestra estrategia

En la Fundación Bill y Melinda Gates, todas nuestras inversiones en materia de vacunas e inmunización contribuyen a alcanzar las metas del Decenio de las Vacunas. Como integrantes de la gran comunidad abocada al ámbito de las vacunas —que incluye a gobiernos nacionales, otros donantes, organizaciones internacionales, el sector privado, universidades, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones religiosas y comunidades—, nos esforzamos por garantizar la introducción de vacunas vitales existentes en los países en los que más se necesitan. Asimismo, promovemos las medidas innovadoras necesarias para desarrollar vacunas, tecnologías y enfoques de suministro nuevos.

Viste nuestro blog

Conectar