Nuestra causa

Suministro de vacunas

Estrategia

Imprimir

Niños en la ceremonia de lanzamiento de una nueva vacuna contra la meningitis, en Uagadugú (Burkina Faso) (Fotografía: © PATH / Gabe Bienczycki)

NUESTRA META: 

prevenir más de 11 millones de muertes, 3,9 millones de discapacidades y 264 millones de enfermedades antes del 2020 mediante una cobertura vacunal extensa, equitativa y sostenible, acompañada del apoyo internacional a la erradicación de la polio.

El reto

A grandes rasgos

Cada año mueren alrededor de 1,5 millones de niños a causa de enfermedades prevenibles mediante vacunación.

Más del 70 % de los niños no inmunizados del mundo se concentran en diez países caracterizados por una alta densidad demográfica y sistemas de vacunación frágiles.

La Fundación se esfuerza por garantizar el suministro de vacunas imprescindibles para la vida entre las poblaciones más necesitadas. También financiamos la creación de nuevas vacunas y de innovadores métodos y tecnologías de administración de estas.

Hasta la fecha, hemos comprometido más de 2500 millones de dólares a la Alianza GAVI, una asociación mundial de carácter público-privado que ha desempeñado un papel decisivo a la hora de ampliar el acceso a las vacunas existentes y de acelerar la introducción de nuevas vacunas en los países en desarrollo.

Orin Levine, en calidad de director, encabeza el equipo de administración de vacunas, que se engloba en la División de Desarrollo Mundial de la Fundación.

Las vacunas salvan millones de vidas año tras año y constituyen una de las medidas más económicas y eficaces en materia de salud jamás concebidas. Gracias a la inmunización, hemos erradicado la viruela, la mortalidad infantil a causa del sarampión se ha visto reducida en un 74 % en el último decenio, y casi hemos logrado la erradicación de la polio. 

Ahora bien, a pesar de los importantes avances logrados, la necesidad de suministrar vacunas que puedan salvar vidas a todos los niños del mundo sigue siendo hoy un asunto apremiante. Uno de cada cinco niños en todo el mundo no goza de una inmunización completa porque ni siquiera ha recibido las vacunas más básicas. Como consecuencia, cada año mueren 1,5 millones de niños (uno cada 20 segundos) a causa de enfermedades prevenibles mediante la vacunación, como la diarrea o la neumonía. Asimismo, miles de niños padecen enfermedades discapacitantes graves o permanentes.

Las vacunas suelen suponer un gran esfuerzo económico para los países más pobres del mundo, un obstáculo que se suma a la escasez de suministros y a la carencia de trabajadores de la salud calificados. Además, el estado deficiente de los sistemas de transporte y de las instalaciones de almacenamiento dificultan la conservación de vacunas de alta calidad, las cuales requieren un buen sistema de refrigeración.


Oportunidades

Decenio de la vacunación: el Plan de acción de vacunación mundial

El Plan de acción de vacunación mundial (GVAP, por sus siglas en inglés), aprobado por 194 Estados Miembros de la Asamblea Mundial de la Salud en el 2012, ofrece un marco para hacer realidad el compromiso del Decenio de la vacunación: garantizar un acceso total a la vacunación antes del 2020 y ampliar universalmente las ventajas de la inmunización, con independencia del origen, la identidad o el lugar de residencia de cada persona.

El GVAP concreta los objetivos estratégicos, recomienda a las partes interesadas qué acciones y responsabilidades deben asumir para lograr dichos objetivos y establece una estrategia de monitoreo y evaluación de la implementación del plan. Todos los Estados Miembros de la Asamblea Mundial de la Salud aportan información anualmente sobre sus avances con respecto a los indicadores del GVAP.

Este plan fue fruto de un esfuerzo de colaboración internacional, en el cual participaron Gobiernos y cargos electos, profesionales del ámbito de la salud, instituciones académicas, fabricantes de vacunas, organizaciones no gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil.

Si la comunidad global logra los objetivos marcados, la mortalidad infantil podría situarse por debajo de las metas propuestas por los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

La cobertura vacunal mundial jamás había sido tan extensa como en la actualidad. Cada año, se vacunan a más de 100 millones de niños contra la tuberculosis, la polio, el sarampión, la difteria, el tétanos, la tos ferina, la hepatitis B, el Haemophilus influenzae de tipo B y, en algunos países, la fiebre amarilla. Estas vacunas salvan alrededor de 2,5 millones de vidas anuales. 

Casi 200 países a escala mundial se han sumado al compromiso compartido (impulsado por la iniciativa Decenio de la vacunación) de administrar vacunas a escala mundial a todas las personas antes del 2020 y, por consiguiente, salvar más de 20 millones de vidas. En el marco de esta iniciativa internacional, se ha elaborado el Plan de acción de vacunación mundial, que aspira a prevenir millones de muertes antes del 2020 mediante la garantía de un acceso más equitativo a las vacunas existentes por parte de la población de todas las comunidades.

Ámbitos de actuación

Programas de país y asociaciones

Una enfermera en Accra (Ghana) prepara una vacuna que brinda protección contra varias enfermedades.

En última instancia, nuestra labor en materia de vacunación depende de la solidez de los sistemas de administración de vacunas en el marco de cada país. Por lo tanto, financiamos programas de asociados que contribuyen a fortalecer el sistema de vacunación de países concretos. Entre nuestros asociados se encuentran organizaciones de la sociedad civil, la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y la Alianza GAVI.

Una de las colaboraciones más notables de la Fundación es la que tenemos con la Alianza GAVI, una asociación mundial de carácter público-privado formada por científicos, expertos en materia de salud, líderes gubernamentales, empresas y organizaciones filantrópicas, cuyo objetivo es salvar niños y mejorar su salud garantizando un mayor acceso a la vacunación en 73 de los países más pobres del mundo. La Alianza GAVI financia proyectos de compra de vacunas y brinda apoyo técnico a los países más necesitados. Desde 1999, la Fundación ha comprometido 2500 millones de dólares a la Alianza GAVI.

Un bebé recibe una vacuna en Silte (Etiopía).

La Alianza GAVI apoya a distintos países a introducir una gran variedad de vacunas, como las vacunas contra el neumococo y el rotavirus, las causas principales de la neumonía y diarrea grave respectivamente. Estas enfermedades figuran entre las causas principales de mortalidad infantil en los países en desarrollo. Esta organización también apoya proyectos piloto para introducir la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), que brinda protección contra el cáncer cervical, el causante principal de la mortalidad debida al cáncer entre mujeres en los países en desarrollo.

Además de nuestra contribución a la Alianza GAVI, también financiamos directamente proyectos de varios asociados en la India, Nigeria y Etiopía, tres países donde se encuentran en su conjunto la gran parte de los niños no vacunados o infravacunados. Mantenemos relaciones muy estrechas con los Gobiernos de dichos países, donde destinamos muchas de nuestras inversiones.

Nuestra labor a favor de la erradicación de la polio constituye una parte integral de nuestras estrategias de país en los lugares donde la polio es endémica (Nigeria, Pakistán y Afganistán), así como en países que han vivido brotes de polio.

Sistemas de vacunación

Trabajadores de la salud en la ceremonia de lanzamiento de la vacuna antimeningocócica MenAfriVac, en Uagadugú (Burkina Faso) (Fotografía: © PATH / Gabe Bienczycki)

Nos proponemos fortalecer los sistemas de vacunación de cada país al apoyar proyectos de recopilación, análisis y aplicación de datos relacionados con vacunas de alta calidad; asimismo, queremos mejorar las técnicas de medición y evaluación de iniciativas de vacunación, y desarrollar nuevos métodos de diagnóstico para ayudar a los trabajadores de la salud a evaluar el nivel de inmunidad de una población ante una enfermedad.

Otra de nuestras prioridades es la de fortalecer los sistemas logísticos y las cadenas de suministro en materia de vacunación. Financiamos la investigación para encontrar nuevas formas de ayudar a los países a mejorar su capacidad de almacenamiento, transporte y distribución de vacunas. Este aspecto es particularmente importante para países que se están preparando para administrar más vacunas a un porcentaje mucho mayor de su población. Muchas vacunas son sensibles a los cambios de temperatura y solo son eficaces si se toman ciertas precauciones en materia de almacenamiento, transporte y manipulación.

Personal del Serum Institute of India, una entidad dedicada a fabricar vacunas asequibles pensando en los países en desarrollo

En el ámbito de la vacunación rutinaria, defendemos el financiamiento completo de sistemas sólidos de administración de vacunas rutinarias, así como de campañas educativas que cuenten con una buena planificación y puesta en marcha.

Uno de los lugares donde colaboramos para fortalecer los sistemas de vacunación es Bihar, el estado más poblado de la India. En Bihar, estamos dando continuidad a iniciativas eficaces para incrementar la cobertura vacunal. Asimismo, apoyamos programas de ensayo y evaluación de tecnologías innovadoras, tales como tecnologías para documentar y dar seguimiento a las vacunas administradas, así como para cartografiar las áreas geográficas de cobertura vacunal. También financiamos proyectos dedicados a encontrar nuevas maneras de concientizar y suscitar una mayor demanda de vacunas entre proveedores de cuidados salud y familias.

Lanzamiento de vacunas y dinámicas de mercado

Si queremos lograr que las vacunas más nuevas y prometedoras lleguen a las personas que más las necesitan, tenemos que crear alianzas innovadoras que nos permitan abarcar el continuo que va desde la investigación hasta la administración de vacunas, pasando por la fabricación.

Un ejemplo de esta visión es el hecho de que fomentamos una estrecha colaboración entre PATH, la OMS, el Serum Institute of India y los Gobiernos africanos con miras a crear una vacuna asequible para prevenir la meningitis de tipo A. MenAfriVac es la primera vacuna pensada específicamente para África, y en su primer año de lanzamiento causó una reducción drástica de las infecciones causadas por meningitis tipo A. Actualmente, existen vacunas prometedoras para prevenir la malaria y el dengue que se hallan en su última fase de desarrollo, vacunas que podrían tener un gran impacto en la lucha contra estas enfermedades.

El primer niño en la India que recibe una vacuna pentavalente financiada por la Alianza GAVI (Fotografía: © Alianza GAVI)

También financiamos proyectos de investigación y desarrollo para mejorar las vacunas existentes. Entre los avances logrados se encuentra el empleo de nuevos adyuvantes, que fortalecen la respuesta inmunitaria y gracias a los cuales se podría disminuir la proporción necesaria de antígeno por dosis, lo que conllevaría una reducción del costo de las vacunas. También se ha logrado reducir el número de dosis requeridas para garantizar ciertas inmunizaciones y desarrollar vacunas más fáciles de administrar. Asimismo, apoyamos la investigación dedicada a simplificar el suministro de vacunas gracias a innovaciones como los sistemas de administración de vacunas sin agujas o las vacunas resistentes al calor que no requieren refrigeración.

Además de la relación entre la oferta y la demanda, el precio es también un factor decisivo para garantizar el éxito del lanzamiento de una vacuna y su empleo prolongado en el tiempo. Sin tener una idea clara de cuál es la demanda de una vacuna determinada y de cómo se podría administrar, los fabricantes no tienen el menor incentivo para invertir en la concepción y la fabricación del producto. Nuestra forma de abordar este reto es mediante colaboraciones con la industria privada que nos permitan encontrar mecanismos innovadores de financiación basados en el mercado en cuestión a fin de garantizar el desarrollo de las vacunas al menor costo posible.

Defensa de la causa

Impulsamos iniciativas a escala internacional, nacional y local para garantizar que la vacunación siga siendo una prioridad en el panorama de la salud mundial. Hemos asumido el compromiso de apoyar y sumarnos a la labor de la Alianza GAVI y otros asociados que se dedican a mejorar y ampliar la cobertura vacunal.

Viste nuestro blog

Conectar