Nuestro trabajo

ONE

Atrás

Imprimir

Fomentando el compromiso mundial para combatir la pobreza y las enfermedades

En la lucha contra la pobreza extrema, el hambre y las enfermedades que se pueden prevenir, ONE desempeña una labor sin igual. Destina sus recursos a conseguir que las crisis humanas y sus soluciones devengan asuntos de importancia para líderes, patrocinadores, instituciones privadas y públicas y millones de personas de todo el mundo.

ONE persigue sus objetivos a través de la promoción de políticas de defensa de la causa, movilizaciones populares, una gran labor comunicativa y campañas creativas. Entre sus iniciativas de más trascendencia destacan los llamados individualizados por parte de personalidades célebres (como Bono, cofundador de ONE) a líderes mundiales para que aborden asuntos urgentes en materia de desarrollo y cumplan sus compromisos de ayuda humanitaria. ONE también moviliza a sus 3.2 millones de miembros para presionar a los responsables de elaborar políticas para que intensifiquen sus esfuerzos, particularmente en África, en la lucha contra las enfermedades y la pobreza. También los instan a aumentar la transparencia y la rendición de cuentas. Al sacar el máximo partido de las tecnologías y las redes sociales, ONE se ha convertido en una de las instituciones de referencia respecto a la educación del gran público sobre salud y desarrollo mundiales, con capacidad para cambiar las percepciones sociales sobre la ayuda y su impacto.

Los orígenes de ONE

ONE nació de las conversaciones que Bill Gates y Bono mantuvieron a principios del decenio del 2000 sobre la necesidad de informar mejor a los estadounidenses sobre la pobreza extrema en el mundo. Junto con Melinda Gates, Bobby Shriver, George Soros, Ed Scott, Bob Geldof y Jamie Drummond, fundaron una organización de fomento de la lucha contra la pobreza llamada DATA, dedicada a instar, con la colaboración de personalidades famosas e influyentes, a los líderes mundiales a actuar en problemáticas específicas de desarrollo. Al cabo de unos años, DATA se asoció con varias organizaciones más y se convirtió en ONE. La Fundación Bill y Melinda Gates devino el apoyo principal de la nueva organización. El objetivo era crear una red de políticos partidarios del desarrollo dispuestos a abordar cuestiones prioritarias (especialmente los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas, que en el 2000 definieron una serie de metas mundiales para reducir las enfermedades, la pobreza y otras problemáticas urgentes de desarrollo).

La labor de ONE

Las campañas de ONE son multifacéticas y combinan movilizaciones populares masivas con actuaciones estratégicas personalizadas de defensa de la causa. Los miembros de ONE de todo el mundo hacen llamados, se expresan por escrito, se manifiestan y alzan sus voces para fomentar el progreso, al tiempo que los equipos de Washington, D. C., Londres, Johannesburgo, Bruselas, Berlín y París concientizan al público, difunden la causa, ejercen presión y colaboran entre sí para crear soluciones. Una de las iniciativas de ONE de concientización mundial sobre la hambruna del 2011 del Cuerno de África fue la difusión de un provocativo video llamado «The F Word: Famine is the Real Obscenity», con la participación de Bono, George Clooney, Idris Elba, Jessica Alba y Michael Bloomberg, entre otros. El video inspiró más de 400 titulares y recibió más de un millón de visualizaciones en línea. La petición, por su parte, reunió más de 411 000 firmas. Los dirigentes de ONE protagonizaron apariciones sonadas en cumbres de líderes mundiales, y el informe anual de rendición de cuentas de ONE sobre las medidas impulsadas por los países del G8 para cumplir sus compromisos en materia de desarrollo se sumó a la presión internacional. En general, ONE trabaja para garantizar que los programas de ayuda apoyen inversiones eficaces como el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria y la Alianza GAVI.

En su campaña Thrive (Prospera), de lucha contra el hambre, ONE exhibe estrategias similares, como la organización de actos de siembra de semillas en lugares emblemáticos de los Estados Unidos, Francia, Alemania y Reino Unido, o la redacción de un informe sobre la inversión agrícola en países de bajos ingresos. La campaña Beginning of the End of AIDS (El principio del fin del SIDA), lanzada en el 2011 en un prestigioso acto celebrado en Washington, D. C., en ocasión del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, constituye otra iniciativa multifacética de ONE. En el marco de dicha campaña se difundieron innovaciones interactivas, como la colcha digital del SIDA, que ha sido objeto de cientos de miles de fotografías y tributos personales en todo el mundo.

ONE y la Fundación de Bill y Melinda Gates

Teniendo en cuenta los orígenes de la asociación entre ambas organizaciones y la larga amistad entre Bono y Bill Gates, no es de extrañar que la relación colaborativa entre ONE y la Fundación Gates sea excepcionalmente estrecha. «No es una relación burocrática de gestión de subvenciones —señala Carol Welch, una de las responsables principales del programa de la Fundación y encargada de gestionar las subvenciones de ONE, que hasta la fecha ascienden a 135 millones de dólares—. ONE es una organización de defensa de la causa sólida y transversal, tanto en cuanto a sus ámbitos geográficos de actuación como en cuanto a las problemáticas que aborda. Gozamos de un alto grado de coincidencia y coordinación estratégicas.» Dicha coordinación se traduce en compartir conocimientos, unificar mensajes, organizar actos conjuntos y mantener conversaciones continuadas entre el personal de ONE y el departamento de Defensa y Políticas Mundiales de la Fundación.

Gracias a su gran éxito en materia de concientización, ONE se ha consolidado como un modelo de referencia para la comunidad internacional del desarrollo. «ONE ha hecho un trabajo extraordinario para lograr que muchas personas pasen de las actuaciones anónimas —como, por ejemplo, firmar peticiones en línea con un clic de ratón— a convertirse en activistas —constata Carol—. Este atrevimiento, este cambio de paradigma es muy vanguardista en nuestro campo».

Asimismo, ONE puede servirse de la amplia red de asociados mundiales y de la experiencia de la Fundación Gates en las áreas de supervisión, evaluación y uso efectivo de datos. «Nuestros procedimientos operativos se han ido volviendo cada vez más analíticos, cada vez nos basamos más en datos empíricos —señala Luis Guardia, director de operaciones de ONE—. Nuestro entorno de trabajo está en transformación constante. Con la llegada de mejores sistemas de supervisión y evaluación internos, estamos alcanzando un nuevo nivel de madurez».

Carol confía en que, en el futuro, esta relación asociativa se hará aún más fuerte: «Seguir avanzando implica estrechar constantemente nuestra relación. Juntos, podremos encontrar formas más inteligentes de hacer llegar nuestra causa y las problemáticas en las que trabajamos al público general».

 

Viste nuestro blog

Conectar